Como toda carrera competitiva, los profesionales inmobiliarios se pueden enfrentar a múltiples factores de riesgo que podrían poner en peligro sus vidas; mientras se encuentran en el ejercicio de sus funciones.

Es común que, como en otras carreras universitarias, exista un protocolo de seguridad que intente evitar cualquier situación de peligro que menoscabe la integridad de todos los agentes inmobiliarios.

Y para nadie es un secreto que la profesión inmobiliaria es susceptible a sufrir estafas, extorsiones, robos o secuestros a causa de las elevadas sumas de dinero que son objeto y se ponen en juego durante las negociaciones.

Ya sabemos que toda actividad que trate con público directo involucra mayor grado de exposición y, si bien es cierto que la profesión de agentes inmobiliarios no se encuentra dentro de las 20 más peligrosas del mundo; sí es importante que seas precavido y atiendas a todas las siguientes recomendaciones que en David Vengó hemos pensado para ti.

Porque siempre queremos que tu quehacer diario sea tan seguro y tan agradable como el nuestro; aquí te brindamos estos consejos útiles que te ayudarán a prevenir cualquier tipo de accidente laboral y que te pondrán en alerta al momento de que ocurra algún tipo de imprevisto:

Cuida tu información personal

Ya sabemos que en internet la mayoría de la información es pública, por lo tanto, puede estar libre en cualquier momento para ser vista por todo tipo de persona. De modo que lo más recomendable es que tengas cuidado con aquella información que compartes a través de esta plataforma.

Sé prudente con tus datos personales y con la demás información que difundes por la Web, pues nunca sabemos quién estará interesado en conocerla y con qué fines la está necesitando.

Protege muy bien tu número de identidad nacional, evita publicar información sobre tu lugar de residencia y cuida tus cuentas bancarias. En lo concerniente al manejo y seguridad en la web, no divulgas tus contraseñas a terceros ni almacenes tus claves en las cookies; para evitar que personas ajenas puedan ingresar a tus usuarios.

Del mismo modo, no proporciones respuestas simples a las preguntas de seguridad de los login y opta por usar caracteres especiales para que tus contraseñas sean más seguras; y recuerda siempre cerrar las cesiones de tu cuenta en modo seguro.

De esta forma serás un poco más precavido a la hora de moverte a través de internet y evitarás ser presa fácil de crackers o piratas informáticos que tanto daño hacen y abundan en la Word Wide Web.

Cuando necesites comunicarte con tus clientes, fija horarios de atención para realizar visitas personalizadas: o los más herméticos optan por enviar mensajes cifrados que desaparecen con el tiempo.

Revisa y resguarda los datos de tus clientes

Siempre que un nuevo cliente acuda a tus servicios profesionales, es sumamente importante que busques más información sobre él. Tendrás que valerte de bases de datos o buscar en plataformas digitales o registradurías toda la información que más puedas sobre la persona y los negocias que tiene.

Esto sirve para conocer más a fondo la vida del solicitante y saber si sus acciones son lícitas o están al margen de la Ley. Tratar con personas inescrupulosas te puede generar graves problemas tanto a tu imagen como a tu profesión. Debemos saber quiénes son, a qué se dedican, cuántos años llevan en los negocios, de dónde provienen sus fondos y quiénes son sus proveedores; entre otros.

Tener a la mano todos estos detalles te permitirán avanzar rápidamente en la transacción y te garantizarán buenos resultados en la negociación que realicen; por cuanto tendrás el aval que todo lo tratado está apegado a las normas legislativas que regulan los procesos de compraventa de bienes.

Lo anterior te permitirá, también, conocer parte de sus gustos y preferencias y poder aplicarlos en todo el proceso de adquisición de bienes inmuebles; atendiendo cada una de sus solicitudes y requerimientos.

Y así como tu información es valiosa y merece atención especial, la información de tus clientes es única y debe estar protegida de todo tipo de intrusión. Aquí se hace imprescindible que le des un cuidado especial a todos los datos que te proporcionan ya que mucha información puede ser confidencial y su difusión o socialización pueden acarrearte problemas legales.

El hecho que confíen en ti para entablar una nueva negociación ya representa un nexo laboral que da sobreentendido que formas parte de su equipo de trabajo y manejarás, posiblemente, información importante del cliente y de sus bienes o empresas.

Entonces dale el mismo cuidado a la información que te facilitan y sé un poco precavido con los datos que compartes de tus clientes, pues algunos prefieren siempre el anonimato y divulgar elementos de identidad personal, etc.; pueden violar las normas de contratación establecidas entre las partes. O, en el peor de los casos; ocasionarte grandes problemas legales por violaciones a la protección de datos personales.

Mantén tus aparatos de trabajo vigilados

Hoy en día, el celular y la computadora personal son los instrumentos de trabajo más utilizados por las personas dentro de las empresas. Estos dispositivos cada día ofrecen mejores resultados de atención y tienen múltiples posibilidades de uso.

Por eso, debemos recurrir a ellos en todo momento; y es muy probable que, en algunos de los casos los dejemos encendidos o con todas las sesiones importantes iniciadas, lo que nos podría generar grandes problemas si alguna otra persona toma posesión de ellos en tu ausencia.

Mantente alerta de cada uno de éstos, fija períodos de inactividad pasado los dos minutos para iniciar el autobloqueo, configura los multiusuarios (en el caso de las computadoras personales o de escritorio) instala programas de comandos remotos como TeamViewer que te permitan realizar tareas a distancia.

Todo esto te permitirá tener más control de esta situación que es muy frecuente dentro de las empresas y de la cual no está exentos los agentes inmobiliarios o personal shoppers.

Toma nota de todo

Un excelente trabajador, además de ser organizado, eficiente, proactivo y estratega; planifica sus días de trabajo y lleva nota de todo lo que hace o le falta por hacer. Llevar este tipo de control te va a facilitar su rutina de trabajo porque ya sabrás qué es lo que tienes pendiente y aquello que debes resolver con suprema urgencia.

Contar con una agenda personal te servirá de asistente y de guía de todo lo que debes atender diariamente. Y tener un control de todos tus movimientos te garantiza que no perderás el tiempo en actividades irrelevantes que no merecen ser tratadas en ese preciso instante.

Cuando organizamos nuestra jornada de trabajo estamos yendo en pro de alcanzar los objetivos fijados y posiblemente los alcancemos en el menor tiempo posible.

Otro procedimiento que puede ser útil a la hora de realizar un flujo de trabajo es apoyarse en el método Kanban o, de forma digital en el sistema Trello que te van a facilitar las actividades diarias jerarquizándote desde las más importantes hasta aquellas que son colaborativas.

Crea empatía con los clientes

Como nos desenvolvemos en el rubro de las ventas, es inevitable interactuar con distintos clientes con diferentes tipos de personalidades y conductas. Como vendedores debemos empatizar con cada uno de ellos para llevar a feliz término el proceso de compra-venta.

En ese orden de ideas, debemos valernos de muchas estrategias surgidas a partir de otras disciplinas o áreas de estudio como la psicología o la sociología que nos ayudan a determinar los rasgos característicos del cliente.

Teniendo en cuenta que nuestra intención principal es enganchar al comprador, aquí te damos algunas estrategias útiles para cumplir con tu propósito:

  1. Vístete de forma adecuada para la ocasión. Si eres profesional de la industria inmobiliaria, los clientes querrán verte como un ejecutivo del área que tiene toda una serie de conocimientos y vasta experiencia que les ayudará a alcanzar sus sueños. Por eso cuida tu imagen personal y así generarás la mayor confianza.
  2. Usa un vocabulario adecuado. En el mundo de los bienes raíces manejar un lenguaje técnico es sinónimo de conocimiento. Por eso es imprescindible que cuides cada palabra y manejes la terminología precisa para conseguir una mayor comprensión.
  3. Tu lenguaje corporal importa. Así como tu vocabulario; tu lenguaje corporal habla mucho de ti. Trabaja la confianza personal y ejecuta movimientos parsimoniosos que expresen mucho de tu personalidad y experiencia.
  4. Llama a los clientes por sus nombres. Toda vez que ellos lo permitan, siempre que te vayas referir a ellos, llámalos por sus nombres y apellidos.
  5. Sonríe. Sé agradable y transmite confianza y alegría que justamente es esto lo que los clientes están buscando.

Apóyate en las nuevas tecnologías

Actualmente los constantes avances tecnológicos están facilitando tanto los trabajos como la vida de profesionales y empresarios en todo el mundo. Nuestra recomendación es que vaya acorde a las evoluciones tecnológicas que te ayudarán a brindar un mejor servicio tanto a clientes fidelizados como a futuros clientes potenciales.

Existen en el mercado gran cantidad de softwares o aplicaciones que fueron especialmente creadas para potenciar al máximo la seguridad, las funciones y el rendimiento de las empresas. Muchos de ellos son gratuitos o disponen de triales mensuales que te permitirán conocer a detalle todas las bondades del producto.

Usarlos es una excelente oportunidad para mejorar tus servicios y cuidar la seguridad de tu empresa y de tus clientes. Algunos de ellos son inmogesco, CODE49 o Bitrix24 que te ofrecen altos niveles de seguridad y controles de acceso a toda la información que alojas en la nube.

Acompáñate de colegas

Por si tienes que acudir a sitios muy remotos, o debes movilizar elevadas sumas de dinero, lo más recomendable es que solicites la compañía de otra persona que te asista durante el tiempo que te tome ejecutar la labor encomendada. De esta forma podrás tener la tranquilidad de que alguien más estará ayudándote en todo el momento y sentirás la seguridad de sentirte acompañado por si algo extraordinario llegara a ocurrirles.

Solicitar una compañía ante casos especiales también es una medida de seguridad que toman muchas otras inmobiliarias o personal shopper ante situaciones específicas. Lo que buscan es demostrar que existe todo un equipo de personas que hacen parte de la compañía y que respaldan cada una de las funciones que se desarrollan en ella.

También sirve para tener opiniones de terceros en cuanto a las formas en cómo se están desarrollando los procesos y para ampliar el espectro de opiniones que se tienen en torno al cliente, sus gustos y los deseos que quiere cristalizar.

En caso de una emergencia, contar con un acompañante es un gran respaldo porque podría ayudarte a resolver cada una de las eventualidades que se presenten y será la segunda voz que podrá aconsejarte a la hora de tomar rápidas decisiones; además que sabrá por cuenta propia todos los pasos que se han dado y cada una de las acciones que quedan pendientes.

Realiza un cronograma de visitas

Por lo general, antes de llevar a un cliente a conocer una propiedad, lo más indicado es que realices una pregira del lugar para conocer todo lo concerniente al inmueble: su ubicación, las condiciones topográficas del terreno, el clima que lo circunda, los niveles de seguridad del sitio, las condiciones generales del vecindario, el tiempo de construcción y las condiciones de la vivienda, entre otros.

Estos elementos serán de mucha utilidad al momento de realizar la primera visita de los clientes a la propiedad porque te permitirá profundizar sobre los beneficios que tendrán si decidieran vivir en el lugar. Realizar un cronograma también te organiza e informa a los demás integrantes de tu equipo sobre el lugar donde te encontrarás en ciertas horas del día.

De este modo, ellos seguirán tus pasos y podrán monitorear en tiempo real el progreso de la operación que estás llevando a cabo. Planificar con tiempo las visitas sirve para informarle a todo el equipo dónde vas a estar, cuanto tiempo le invertirás a esa actividad y quienes te acompañarán en las indagaciones

Aquí te puedes valer de agendas electrónicas, calendarios comunes o cualquier otro método de información que manejen en la inmobiliaria para notificar las funciones que vas a llevar a cabo; así todos sabrán qué estás haciendo en un preciso momento.

Estudia a los futuros compradores

A veces no conocemos del todo a los compradores que buscan hacerse de una nueva propiedad. Por lo general lo máximo que llegamos a saber de ellos es su lista de requerimientos y bajo ella nos movemos para llenar sus expectativas.

Y como no sabemos mucho sobre ellos: sus orígenes, propósitos, etc., lo más común es que sobrevaloremos su conducta y demás. Recuerda que en muchos casos tú eres el responsable de la vivienda que estás dando a conocer, por múltiples factores: ya sea porque el bien está deshabitado y tú tienes las llaves del inmueble, o porque los dueños no desearon estar durante el período de visitas.

No todo comprador está en la capacidad de pagar ciertas sumas de dinero, por eso es conveniente que les realices una evaluación económica para determinar sus capacidades de pago y así no vayas a perder tu valioso tiempo ofreciéndole propiedades a personas que están muy lejos de cubrirlas por su elevado costo.

Tampoco es conveniente que lleves a todos los clientes a ver todas las propiedades porque algunos tienen ciertas preferencias que quieren satisfacer y no desean ver toda la cantidad de inmuebles que se ofertan en el mercado.

Vigila a tus clientes

A la hora de visitar propiedades es aconsejable que no pierdas de vista en ningún momento a tus clientes, esto para saber qué están haciendo, sobre qué conversan o qué decisiones pueden estar tomando.

Estar pendiente del cliente te dará un mayor dominio de la situación. Camina siempre detrás de ellos, presta atención a sus gestos y movimientos, duda inclusive de sus acciones, pero siempre mantente alerta de todo lo que ocurre a tu alrededor.

Recuerda que algunas propiedades en venta aún exhiben objetos de valor de sus actuales dueños y que ellos conservan con mucho aprecio. Es por esto que es necesario que vigiles todo lo que se encuentra adentro de la propiedad para que no vaya a ocurrir cualquier tipo de robo o accidente que te origine problemas posteriores con los actuales apoderados.

Es prudente, entonces, que exista una especie de inventario de todo lo que se deja en exhibición que tú debes conocer totalmente en caso de que los propietarios no se encuentren en el momento de la visita.

Estas son algunas de las estrategias que en David Vengó usamos día a día en nuestra agencia para el contacto con los clientes. Ahora queremos que tú nos indiques cualquier otra alternativa que te ha servido para llamar la atención y ganar la confianza de las demás personas.

Háznosla saber dejando tu opinión en nuestra caja de comentarios que verás a continuación y recuerda: en www.davidvengo.es/ estamos siempre prestos para atenderte y servirte ¡Contáctanos ya!

Si, quiero la guía gratuita

Introduce tu email abajo y haz clic en el botón para descargar la guía.

Aviso Legal

¡Ya casi está! Revisa tu buzón de correo y confirma tu suscripción para descargar el ebook. Si no ves tu email, revisa las bandejas de spam o correo no deseado.

WhatsApp chat